jueves, 2 de febrero de 2012

Los Meridianos, las vias de la enérgia



“Los Meridianos principales y secundarios pueden resolver la vida y la muerte, dirigir cien y mil enfermedades, armonizar el vacío y la plenitud. No debemos ignorarlos”.

Nei king Ling Tchou.



El término adecuado para los Meridianos es Jing Luo. El significado de Jing es “ir a través de un canal o longitud” y Luo significa “conexión a una red”, podemos decir algo así como “canales que recorren el cuerpo humano en una red compleja de conexiones  entre ellos”.

Los Meridianos son vías  por donde circulan el Chi y la sangre por todo el cuerpo, no son ni pertenecen a una estructura física en si, son líneas sutiles que  de alguna forma conectan con los sistemas fisiológicos del cuerpo humano.  La primera referencia que se tiene sobre el sistema Jing Luo fue hallada durante  las excavaciones realizadas en Mawangdui  provincia de Hunan, en la tumba numero 3 desenterraron 4 ejemplares de obras sobre la Medicina Tradicional China (MTC), pertenecientes a la Dinastía Han. Uno de estos libros describe 11 Meridianos de los 12 conocidos hoy en día, además hay otra cosa curiosa, no hace referencia a los puntos.




                                                                  Hombre de Bronce de Wang, Wei Yi



 El famoso Hombre de Bronce creado en el año 1026 d.c por Wang, Wei-Yi  contribuyo enormemente a una organización más sistemática y estructurada de la teoria de la acupuntura. Su figura humana hueca en su interior, realizada de material de bronce, donde se ubica el paso de los Meridianos y sus cavidades.




                                                                                          Hua Shou:
                                                                                     Shisi jing fahui
                                                 (Rutas de los catorce meridianos y sus funciones, s.XIII)




Tanto la Acupuntura como “el sistema” de golpear a los puntos, consiguen manipular el flujo de energía (Chi) a través de las cavidades situados a lo largo de los Meridianos. Cada uno de ellos tiene un trayecto bien definido y un objetivo diferente y concreto.

Están internamente relacionados con un órgano o viscera, la lesión producida en uno de ellos no solo afecta a ese canal sino al órgano o viscera que pertenece y viceversa. Es de vital importancia conocer la teoria de Jing Luo no solo para aplicación Marcial, también para volver la armonía y equilibrio al cuerpo humano.


Por: Federico Asensio


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada